Defectos de Refracción

Tratamientos para los errores de refracción en niños y adultos

Los defectos o errores de refracción son trastornos oculares bastante frecuentes que provocan dificultad para ver las imágenes con claridad, debido a que la córnea y el cristalino no pueden enfocar los rayos de la luz sobre la retina. Detectar y corregir los defectos de refracción es fundamental para tener una buena calidad de vida. Los más comunes son:

Miopía

La miopía es un defecto o anomalía del ojo debida a una curvatura excesiva del cristalino que produce una visión borrosa y/o poco clara de los objetos que, en la mayoría de los casos, puede empeorar con el paso del tiempo.

Hipermetropía

La hipermetropía es una anomalía o defecto del ojo que impide o imposibilita el ver con claridad los objetos más próximos, debido a la convergencia del cristalino.

Defectos de Refracción

Astigmatismo

Es una anomalía del ojo, una curvatura irregular de la córnea que provoca la visión de las imágenes deformadas y con el contorno de las cosas poco claras.

Presbicia

Impide enfocar o leer bien a una distancia corta, debido a que el músculo ciliar. No es posible evitar estas afecciones, pero un diagnóstico temprano puede servir para frenar su desarrollo. Para su tratamiento es muy común el uso de lentes, gafas correctoras o cirugía refractiva. Por todo esto, las exploraciones oculares cada 1 ó 2 años pueden ayudar a detectar este tipo de trastornos. En nuestra clínica incorporamos la medición de la agudeza visual para su diagnóstico, además de proporcionar la mejor atención al paciente.

Para más información sobre tratamientos de defectos de refracción, llame al 921 450 738 o rellene nuestro formulario de contacto.

Solicítenos información sin compromiso